Jujuy

Historia


Jujuy es en la Argentina una de las Provincias de más antiguo asentamiento humano. Antes de que los españoles fundaran San Salvador existían numerosas e importantes localidades indígenas. Razori las clasifica en poblados o núcleos indígenas permanentes (Los Amarillos y La Huerta), poblados agrícolas con viviendas urbanas y economía agraria (El Alfarcito y Coctaca), pucarás o fuertes con fines exclusivamente militares (Yacoraite y Perchel) y pucarás poblados (Campo Morado, Huichaira, La Cueva y Tilcara). Algunos de estos asentamientos excedían en su época de apogeo las 100.000 personas. Los antropólogos no pueden certificar todavía desde cuándo estuvo habitada esta parte del Territorio. Pero en cambio está claro que estos indios, agricultores y sedentarios a diferencia de las tribus nómades del Sur, estaban asentados en la región a la llegada de los colonizadores. Es decir que había grupos humanos preexistentes que se integraron luego en la colonización, dándose así en Jujuy un poblamiento continuo indígena-español. Iniciada con el establecimiento de Santiago del Estero en 1553 la conquista española del actual territorio argentino, el largo camino al Perú exigía nuevas fundaciones para consolidar la ocupación de las tierras y el dominio de los pueblos de la región. Este camino tenía un paso estratégico y obligado en su trayecto: la Quebrada de Humahuaca. El extremo sur del valle de Jujuy pareció a los españoles apto para enclavar una ciudad que sirviera de apoyo a la comunicación entre el Tucumán y el Perú. La instalación española a partir de entonces fue extendiéndose en Jujuy siguiendo dos ejes principales: el río Grande por el camino colonial al Alto Perú y el río San Francisco a través de la zona subtropical del Sudeste. Dada la importancia del primero para ligar entre sí los dos virreinatos, la Quebrada se desarrolló en forma predominante durante todo el período español.Pero ya hacia fines del siglo XVII Ledesma fue establecida como fuerte, luego abandonada y finalmente refundada en 1710. Desde 1760 existían por lo menos varias haciendas donde son hoy los departamentos de San Pedro y Ledesma, dedicadas a la ganadería y al cultivo de la caña de azúcar.Según estudios arqueológicos de objetos domésticos, guerreros y de la industria de piedra y de metal que los indígenas alcanzaron a labrar en nuestro territorio, se han descubierto en nuestra Jujuy Prehistórica diversas familias y tribus como los Omaguacas, los Ocloyas y los Jujuyes y Chaqueños.En la época primitiva colonial a todo el territorio que hoy ocupan las provincias de Santiago del Estero, Córdoba, Tucumán, Catamarca, la Rioja, Salta y Jujuy se llamó el Tucumán. Esta región fue descubierta por Don Diego de Almagro; puede decirse que toca y descubre tierra en Jujuy y el Tucumán, más o menos en enero de 1536.Siete años después se realizó otra expedición formal hacia el Tucumán: se llamó la entrada de Rojas; en estas admirables jornadas murieron los capitanes Diego de Rojas y Mendoza. En retirada al Perú al mando del Capitán Nicolás de Heredia fue descubierta desde el sur la famosa Quebrada de Jujuy (Humahuaca), lo cual aconteció en 1546.En 1548 se autorizó al Capitán Núñez del Prado a realizar una gran expedición al Tucumán. Iba, así, a darse principio a la tenaz y larga lucha que duraría casi cincuenta años, en territorio jujeño hasta aniquilar el poder de los indígenas que defendieron con valor y astucia la tierra nativa. Dos fracasos precedieron al asentamiento definitivo. En 1561 se fundó Nieva y en 1575 San Francisco de Alava, pero ninguna de las dos duró más de dos años.Gregorio Castañeda para congraciarse con el Virrey García Hurtado de Mendoza (Conde de Nieva), pues temía ser arrojado del gobierno, fue a Jujuy y realizó la fundación de Ciudad de Nieva el 20 de agosto de 1561, dejando a cargo al Capitán Pedro de Zárate. En 1563 los indios jujeños, omaguacas, ocloyas y chaqueños, alentados por los calchaquíes de Salta, Tucumán y Catamarca, atacaron Nieva y Zárate la abandonó.El Virrey Toledo viendo la urgente necesidad de fundar una ciudad fuerte, bien guarnecida de soldados, para proteger los viajes colonizadores del Perú, ordena a Pedro de Zárate a través de un solemne documento fundar en Calchaquí, Salta o Jujuy una ciudad con el nombre de San Francisco.El 13 de octubre de 1575 fundó Zárate en el Valle de Jujuy la ansiada ciudad con el nombre de San Francisco de Alava, ubicada en el ángulo que formaban los ríos Grande y Xibi-Xibi. En ausencia del fundador, los indios atacaron con todos sus elementos el 25 de mayo de 1577 destruyendo la segunda fundación.Por los años 1590 existían en el Valle de Jujuy tres Fuertes o Pucarás, (Pucará de Hernán Gómez, El Pucará de Jujuy o Pucará Grande y el Pucará de Palpalá) para defensas de las caravanas viajeras, de los encomenderos etc.Juan Ramírez de Velazco, Gobernador y Capitán General de la “Provincia del Tucumán, Diaguitas y Comechingones” encomendó entonces a Francisco de Argañaráz y Murguía que estableciera una nueva ciudad. Este fundó “San Salvador de Velazco en el Valle de Jujuy” el 19 de abril de 1593 en la unión de los ríos Grande y Xibi-Xibi, realizando su traza y repartiendo 45 solares entre sus primero pobladores. La instalación española a partir de entonces fue extendiéndose en Jujuy siguiendo dos ejes principales: el río Grande por el camino colonial al Alto Perú y el río San Francisco a través de la zona subtropical del Sudeste. Dada la importancia del primero para ligar entre sí los dos virreinatos, la Quebrada se desarrolló en forma predominante durante todo el período español.A partir de este momento comienza la conquista de las armas por parte de Argañaráz y la espiritual de los Jesuitas, como así también la organización cívica y edilicia de San Salvador. El 1 y 2 de enero de 1594 tuvo lugar la designación del primer Cabildo elegido democráticamente.En los primeros sesenta años de existencia de Jujuy (hasta 1650), podemos decir que la obra realizada por los hombres de Argañaráz y demás habitantes fue admirable en jurisdicción de San Salvador, pues habían cambiado la civilización casi por completo.Hasta 1776, la provincia del Tucumán, a la cual pertenecía Jujuy, integraba con el Río de la Plata Paraguay y Chile, el gran Virreynato del Perú. El rey Carlos III, en el afán de mejorar los gobiernos coloniales, creó diversas grandes jurisdicciones y entre ellas, el Virreynato del Río de la Plata, segregado del Perú; así Jujuy perteneció al Río de la Plata desde el 8 de agosto de 1776.Jujuy entró al siglo XIX con una situación floreciente: la producción agropecuaria había alcanzado un gran desarrollo, sobresaliendo en ella la producción de azúcar. Se desarrolló una jerarquía cultural asentada en una economía suficiente para satisfacer sus necesidades y aún mandar sus productos fuera de la jurisdicción.El 12 de junio de 1810 puede decirse que se inicia la revolución en Jujuy, fecha en que ya por conductos privados se conoció el movimiento de mayo de Buenos Aires. En la guerra por la independencia en Jujuy, entre los años 1810 al 1822 se registraron once invasiones realistas llegando por último, a la definitiva derrota española en Ayacucho.El 18 de noviembre de 1834 todas las personas de prestigio y la población entera proclamaron la autonomía política de Jujuy arrojando de una vez por todas, la tutela salteña. Solicitando que dicho acto sea dirigido por el mismo teniente de gobernador, el coronel español José María Fascio, quien propuso el juramento individual de todos los presentes y ante la señal de la Cruz, dijo: –“¿Juráis libre y espontáneamente a Dios Nuestro Señor, por la señal de la Cruz, de sostener y defender con vuestra fortuna y vuestra vida la independencia política de esta ciudad, su territorio y campaña y su separación de la capital de Salta?”. –“¡Si juramos!”– fue la respuesta unánime. El pueblo eligió allí mismo al propio Fascio como gobernador provisorio de la provincia.La primera Constitución Jujeña, compuesta de 71 capítulos, o artículos dividido en ocho secciones, con el título: “Estatuto provisorio y dirección de la provincia de Jujuy”, fue aprobada en general el 22 de junio de 1835; y en diversas sesiones fueron discutidas sus partes, siendo definitivamente aceptada el 29 de noviembre del mismo año.El 30 de octubre de 1865 se promulgó la ley de explotación de “petróleo” por el gobernador Pedro del Portal y se estudiaron las posibilidades de existencia de petróleo en el territorio de Jujuy con grandes éxitos, por parte de la Compañía jujeña del kerosén”Hacia fines del siglo XVII Ledesma fue establecida como fuerte, luego abandonada y finalmente refundada en 1710. Desde 1760 existían varias haciendas donde son hoy los departamentos de San Pedro y Ledesma, dedicadas a la ganadería y al cultivo de la caña de azúcar. Este fue el comienzo del poblamiento de la zona subtropical, muy moderado durante la época colonial, pero más importante en el siglo XIX. En la primera mitad de la centuria actual la extraordinaria expansión de los cultivos de la caña de azúcar y otros de menor escala y la actividad industrial conexa, produjeron un fuerte crecimiento poblacional en la zona, que pasó a ser la más importante de la Provincia. Ello influyó también en un alto ritmo de aumento de la población provincial respecto del observado en el siglo pasado. Es la época en que la inmigración desde Bolivia adquiere importancia, atraída por la demanda de mano de obra para esas actividades económicas.En 1839 fue levantado un censo en toda la provincia, según el cual se acercaba a treinta mil almas su población total y por fines de siglo en el año 1888 la población había crecido notablemente: Quebrada 13.952; Perico, Ledesma, San Pedro, Santa Bárbara y Valle Grande: 14.800; Jujuy Capital: 15.020, haciendo un total de 60.700 habitantes en una extensión calculada entonces en 93.305 Km2, a razón de 0.64 habitante por Km2 (hoy 53.219 Km2).

Extracción de los Libros:
Compendio de la Historia de Jujuy. Miguel A. Vergara. 1968.
Historia de Jujuy. Emilio A. Bidondo. 1980

http://www.dippec.jujuy.gov.ar/html/historia_cont.htm

[Condiciones de uso] [Contactenos]
HumahuacaVive ©2005-2006 / Powered by Lv Liques (Humahuaca-Jujuy-Argentina)